lunes, 20 de julio de 2015

Transporte sanitario I

Introducción.
El transporte sanitario es un eslabón ente la asistencia “in situ” y la transferencia al centro sanitario. El objetivo es el traslado del paciente a un centro útil, minimizando riesgos y disminuyendo dentro de lo posible los factores que condiciona un aumento de la intensidad.
Todo trasporte implica una situación de riesgo adicional, tan solo superada por el beneficio buscado para el paciente.
Durante el traslado el paciente es vigilado de forma continúa, a lo que ayudan los elementos de monitorización: pulsioximetría, capnografía, EKG y presión arterial no invasiva, así como el control de sondas y drenajes.
Cuanto más grave está el paciente, con mayor intensidad muestra alterada tanto su fisiología normal como las respuestas fisiopatológicas a la agresión. El trasporte sanitario somete al paciente a incidencias físicas capaces de generar alteraciones den sus sistemas orgánicos, siendo de especial importancia las que afectan al circulatorio, respiratorio y nervioso. De modo adicional, repercute en los sistemas de monitorización y perfusión de fármacos así como en el personal sanitario.


Tipos de transporte.
Por carretera: por ambulancia. Se definen tres tipos de ambulancia:
  • Asistenciales: equipadas para permitir la asistencia técnico-sanitaria en ruta. Dentro de este grupo están las destinadas a soporte vital básico (SVB) y las destinadas a soporte vital Avanzado (SVA), en función del equipamiento sanitario y la dotación de personal.
    Ambulancia asistencia y no asistencial.
  • No asistenciales: se usan para el traslado de pacientes en camilla y que no tendrán que estar acondicionadas ni dotadas para la asistencia médica en ruta, pero si deberán ir equipadas con unos mínimos marcados por la ley.
  • Vehículos de transporte sanitario colectivo: acondicionadas para el trasporte conjunto de enfermos cuyo traslado no reviste carácter de urgencia, ni estén aquejados por enfermedades infecto-contagiosas.
    Ambulancia colectiva

Por aire: aviones (presurizados y no presurizados) y helicópteros (ligeros, medios y pesados).
Helicóptero ligero: es costoso pero ofrece ventajas pro su rapidez y acceso a zonas de difícil orografía. Es un trasporte asistido y medicalizado.
En el trasporte aéreo debido a la altura pueden aparecer cambios de temperatura, variaciones en la concentración y fenómenos de expansión de los gases.
Avión Medicalizado

Helicóptero medicalizado Alemán

Por mar: barco sanitario-hospital.
Barco Hospital Juan de la Cosa Ejercito Español.


Condiciones de elección del medio de trasporte:
  • Disponibilidad de medios.
  • Meteorología.
  • Dificultad de acceso al herido.
  • Gravedad del accidentado.
  • Densidad de tráfico.
  • Distancia del accidentado al centro sanitario.

Objetivos
  • Asistencia correcta.
  • Traslado adecuado en tiempo y confort.
  • Mejorar el estado vital inmediato y posterior del accidentado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...