jueves, 13 de agosto de 2015

Monitorización Invasiva de la Presión Arterial


      Es el registro contínuo y exhaustivo de la presión en el interior de una arteria, mediante un catéter intraarterial conectado a un transductor de presión.

Indicaciones


  • Conocimiento exacto directo y continuo de la Presión arterial.
  • Imposibilidad de toma de PA no invasiva; Pacientes Obesos y/o Edematosos.
  • Administración arterial de fármacos.
  • Obtención de muestras de sangre arterial repetidas. 3 ó más c/24H.
  • Conocimiento control de reacciones del paciente ante la administración de un determinado fármaco o tratamiento.
  • Control hemodinámico del paciente.












Contraindicaciones

  • Infección Cutánea local
  • Quemadura superficial o profunda
  • Enfermedad Vascular: Diabetes avanzada, arteriosclerosis severa, Isquemia arterial.
  • Fistula A-V
  • CGD vascular previa en zona a puncionar con o sin prótesis.
  • Coagulopatías en arterias profundas, difíciles de comprimir
  • Punción reciente en arteria que ofrece la circulación colateral- Radial/Cubital y Pedia/Tibial posterior.
  • Punción reciente en arteria con flujo aferente a otra arteria- Axilar/Braquial/Radial.

Arterias de elección.

  • Radial (más Utilizada)
  • Axilar
  • Femoral

Algunos autores consideran esta dos últimas de elección, en casos de algunas situaciones cardiovasculares de intensa vasoconstricción.
Equipamiento necesario
  • Guantes estériles, mascarilla, bata.
  • Gasas y paños estériles.
  • Tensoplast, apósitos transparentes o de gasa estériles.
  • Cánula intraarterial.
  • Clorhexidina. 
  • Anestesia local (si la situación del paciente lo requiere).
  • Suero fisiológico en envase de plástico flexible (500cc), heparina sódica
  • Jeringas, agujas, hoja de bisturí y seda del nº 0 con aguja recta.
  • Presurizador, palo de gotero, tablilla, transductor de presión arterial, llave de tres pasos y cable de conexión al monitor.
Transductor

Catéter Radial

Descripción del procedimiento 
      Inserción

  • Informaremos al paciente del procedimiento a realizar, si está consciente.
  • Proporcionarle un ambiente adecuado y colocarlo cómodamente.
  • Heparinizaremos el suero fisiológico con 1 unidad de heparina sódica por mililitro de suero (500UI de heparina), si no hay contraindicación.
  • Prepararemos el sistema transductor, conectándolo al suero. Montaremos la válvula en la tablilla (estará colocada al nivel de la aurícula derecha del paciente en posición horizontal, o del eje flebostático – 4º espacio intercostal de la línea media axilar – con el paciente elevado a 20º, 30º, 45º ó 90º). Purgaremos el sistema, evitando que queden burbujas de aire y lo conectaremos al cable del monitor.
  • Inflaremos el presurizador a 300mmHg.
  • Antisepsia de la piel. Rasuraremos la zona de punción si fuese necesario. Limpiaremos con agua y jabón de clorhexidina, aclararemos y secaremos completamente  Desinfectaremos la piel con solución de clorhexidina. En caso de alergia usar alcohol de 70º o povidona yodada. Dejaremos secar completamente el antiséptico antes de insertar el catéter (30s la clorhexidina y 2min mínimo la povidona yodada).
  • Prestaremos asistencia en la canalización de la arteria. 
               Previamente a la punción se realizará  el Test de Allen (para comprobar circulación colateral suficiente). Tras dejar exangüe la mano cerrando el puño, ocluir mediante presión digital la arteria radial y cubital, extender la mano y liberar la presión sobre la arteria cubital; debe haber recuperación de color normal antes de 15 segundos. Con los dedos índice y corazón palparemos el recorrido de la arteria al menos en dos puntos. Se introduce el catéter con un ángulo no superior a los 30º, siguiendo el recorrido de la arteria se retira la aguja y si refluye sangre la arteria está canalizada, si no es así, se irá retirando el catéter poco a poco hasta que refluya y cuando lo haga, se canalizará la luz arterial, comprobando que la sangre sale con fluidez y es pulsátil. El profesional que realice la inserción debe utilizar medidas de máxima barrera (bata, mascarilla, gorro, tallas, sábanas y guantes estériles). Los asistentes en la inserción cumplirán también las medidas anteriores. Los colaboradores deben colocarse como mínimo gorro y mascarilla. El campo estéril debe cubrir totalmente al paciente. 

Test de Allen

  • Conectaremos el sistema transductor al catéter.
  • Verificaremos que la onda de presión arterial, aparece en el monitor.
  • Calibraremos el sistema haciendo el cero en el monitor, abriendo el transductor a la atmósfera.
  • Fijaremos el catéter a la piel con sutura de seda.
  • Limpiaremos con clorhexidina el punto de inserción (de dentro hacia fuera, arrastrando todos los restos)
  • Cubriremos el punto con un apósito estéril (transparente) y fijarlo con tensoplast (si la canalización es en la arteria radial).
Complicaciones

  • Hemorragia y/o hematoma a nivel de la punción. Suelen ceder retirando el catéter y efectuando compresión sobre la zona.
  • Trombosis de la arteria.
  • Infección.
  • Embolias gaseosas cerebrales.
  • Lesión de nervios contiguos.

Mantenimiento y manipulación

  • Vigilar diariamente el punto de inserción del catéter, sin retirar el apósito. 
  • Observar coloración de los dedos, temperatura, presencia de hemorragias.
  • Utilizar preferentemente apósitos semitransparentes estériles. Si el punto de inserción presenta hemorragia, rezuma o el enfermo suda excesivamente, utilizar un apósito de gasa. 
  • Efectuar una higiene de manos antes y después de cada cambio de apósito y cura del punto de inserción. 
  • Utilizar guantes estériles para el cambio de apósito, evitando, en todo lo posible, el contacto con el punto de inserción. 
  • Cambiar el apósito transparente una vez cada 7 días y el de gasa cada 3 días y siempre que esté visiblemente sucio, húmedo o despegado.
  • Reducir al mínimo imprescindible la manipulación de conexiones, así como la entrada al sistema de monitorización de presiones y equipo transductor. 
  • Cambiar sistema de presión arterial y llaves de tres pasos cada 72 horas.
  • Lavarse las manos antes de cualquier manipulación y utilizar guantes.
  • No utilizar antibióticos ni antisépticos tópicos en pomada para proteger el punto de inserción. 

Retirada del catéter intrarterial

  • Retirar y desechar el apósito.
  • Soltar el punto de fijación y retirar suavemente el catéter, comprimiendo con guantes estériles, 1cm. por encima de la zona de punción durante 3-5min.
  • Colocar un apósito o vendaje compresivo. Vigilar periódicamente.

OBSERVACIONES

  • Lavar periódicamente el sistema, y siempre después de una extracción.
  • Comprobar periódicamente la curva del monitor, que será picuda (si se achata en los picos puede deberse a obstrucción del catéter, valoraremos si: limpiarlo, moverlo o retirarlo).
  • Mantener siempre la tablilla a la altura adecuada, variándola cada vez que movamos al paciente y calibrando el sistema.
  • Vigilar que el presurizador mantenga la presión correcta, inflándolo si fuese necesario.
  • Vigilar que haya suero heparinizado suficiente.
  • Evitar la administración de medicación o sueros hipertónicos por esta vía, pues lesionan las arterias.

3 comentarios:

  1. Estimado, alguna referencia de esta información (bibliográfica).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre otros artículos, la información ha sido recapitulada de estos manuales.
      1
      J.L. Vincent,A. Rhodes,A. Perel,G.S. Martin,G. Della Roca,B. Vallet
      Clinical review: Update on hemodynamic monitoring-a consensus of 16
      Crit Care, 15 (2011), pp. 229 http://dx.doi.org/10.1186/cc10291
      Medline
      2
      M. Mateu Campos,A. Ferrándiz Sellés,G. Gruartmoner de Vera,J. Mesquida Febrer,C. Sabatier Cloarec,Y. Poveda Hernández
      Técnicas disponibles de monitorización hemodinámica. Ventajas y limitaciones
      Med Intensiva, 36 (2012), pp. 434-444 http://dx.doi.org/10.1016/j.medin.2012.05.003
      Medline
      3
      J.M. Ayuela Azcárate,F. Clau Terré,A. Ochagavía,R. Vicho Pereira
      Papel de la ecocardiografía en la monitorización hemodinámica de los pacientes críticos
      Med Intensiva, 36 (2012), pp. 220-232 http://dx.doi.org/10.1016/j.medin.2011.11.025
      Medline
      4
      P.H. Mayo,Y. Beaulieu,P. Doelken,D. Feller-Kopman,C. Harrod,A. Kaplan
      American College of Chest Physician/La Société de Réanimation de Langue Française statement on competence in critical care ultrasonography
      Chest, 135 (2009), pp. 1050-1060 http://dx.doi.org/10.1378/chest.08-2305
      Medline
      5
      A. Ochagavía,F. Baigorri
      Introducción de la serie «Puesta al día: monitorización hemodinámica en el paciente crítico»
      Med Intensiva, 35 (2011), pp. 497-498 http://dx.doi.org/10.1016/j.medin.2010.10.004
      Medline
      6
      GRADE working group
      Grading quality of evidence and strength of recommendations
      BMJ, 328 (2004), pp. 1490-1498 http://dx.doi.org/10.1136/bmj.328.7454.1490
      Medline
      7
      M.D. Howell,M. Donnino,P. Clardy,D. Talmor,N.I. Shapiro
      Occult hypoperfusion and mortality in patients with suspected infection
      Intensive Care Med, 33 (2007), pp. 1892-1899 http://dx.doi.org/10.1007/s00134-007-0680-5
      Medline
      8
      J. Mesquida,X. Borrat,J.A. Lorente,J. Masip,F. Baigorri
      Objetivos de la reanimación hemodinámica
      Med Intensiva, 35 (2011), pp. 499-508 http://dx.doi.org/10.1016/j.medin.2010.10.007
      Medline
      9
      M. Varpula,M. Tallgren,K. Saukkonen,L.M. Voipio-Pulkki
      Hemodynamic variables related to outcome in septic shock
      Crit Care Med, 31 (2005), pp. 1066-1071
      10
      A. Dubin,M.O. Pozo,C.A. Casabella,F. Pálizas Jr.,G. Murias,M.C. Moseinco
      Increasing arterial blood pressure with norepinephrine does not improve microcirculatory blood flow: A prospective study
      Crit Care, 13 (2009), pp. R92 http://dx.doi.org/10.1186/cc7922
      Medline
      11
      M. Antonelli,M. Levy,P.J.D. Andrews,J. Chastre,L.D. Hudson,C. Manthous
      Hemodynamic monitoring in shock and implications for management. International Consensus Conference, Paris, France, 27-28 April 2006
      Intensive Care Med, 33 (2007), pp. 575-590 http://dx.doi.org/10.1007/s00134-007-0531-4
      Medline

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...